BIODANZA, SISTEMA DE CRECIMIENTO PERSONAL

¿Te has dado cuenta que a veces pensamos una cosa y sentimos otra? o que ¿sentimos algo y actuamos de forma contradictoria a nuestro sentir?

 

Biodanza, la danza de la vida, es un sistema de crecimiento personal que persigue la integración de la persona. Una persona integrada es aquella que piensa, siente y actúa de forma alineada y coherente. Si estamos integrados, estamos en paz y armonía con nosotros y con nuestro entorno. Lo logramos utilizando como herramientas principales la música, las danzas y la interacción grupal. Mediante ellas inducimos a la vivencia que es una experiencia intensa vivida en el "aquí y ahora", re-conectando con nuestro yo más auténtico. Trabajamos potenciando la parte positiva de la persona, ejercitándola como si fuera un músculo. Valiéndonos de aquello que nos da alegría, placer y ganas de vivir, conseguimos desarrollar nuestra capacidad de disfrutar de la vida, de nuestras relaciones y del mundo.

 

Biodanza también nos permite recuperar los vínculos sanos.

Primero conmigo mismo: conociéndome más profundamente y reconociendo mis necesidades, mis sentimientos, mis límites... todo aquello que tiene que ver con mi persona y que actúa directamente sobre mi sentir y estado de ánimo.

Después con el otro y con mi entorno: conociendo como me relaciono con los demás y desde donde lo hago. Recuperando la conciencia de grupo, de humanidad como especie y del planeta.

Y por último con la totalidad: ¿quien soy yo más allá de mi personalidad individual?